Meses más, meses menos


En los últimos meses he descubierto verdades que ignoraba, secretos que imaginaba, sentimientos que anhelaba y confusiones que jamás pensé atravesar, pero sobretodo he descubierto y redescubierto personas que en medio de su particularidad enriquecen mi vida.

En los últimos meses he cambiado interior y exteriormente, he hablado temas y verdades que solo aquellos que sin buscarlo, ni desearlo han estado conmigo en el momento en que he decidido dejarme expresar aquello que pienso, sobre lo que siento y sobre lo que he vivido.

Para bien o para mal, en los últimos meses he querido gritar de alegría y de cólera, de enfrentar verdades y de admitir a cada momento cuan humano soy, cuan vulnerable y susceptible, cuan dependiente y revolucionario puedo llegar a ser.

En los últimos meses mis inhibiciones se han extinguido, mi seguridad a crecido exponencialmente, mi autoestima se ha multiplicado por varios dígitos, mis limites se han dividió y reducido a la practica inexistencia.

En los últimos meses me he convertido en otro, en alguien que recordó lo que es soñar y olvidarse que los límites existen, alguien que recordó que los amigos se pueden encontrar en los lugares menos pensados y que las grandes barreras también pueden caer.

En los últimos meses he aprendido tanto de quien soy, de lo que quiero, de lo que busco, de mis fortalezas y mis debilidades, de mis momentos de cordura y de locura, he recordado que soñar alimenta mi alma, me eleva mas allá de los muros que mi subconsciente ha levantado.

En los últimos meses he recordado lo que es ser libre en cuerpo y alma, el ser quien soy sin importar lo que otros puedan pensar, el admitir errores, aciertos y lecciones que hace un año no me hubiera creído capaz de cometer, aprender de lo que jamás imagine fuera a ser un momento de mi pasado y de mi realidad.

En los últimos meses he dicho mas gracias que en toda mi vida, he hablado con Dios de formas que jamás pensé, he compartido con personajes que espero hayan llegado para quedarse y con algunos que espero sean lecciones pasajeras que agradecer.

En los últimos meses he decidido decir “adiós” en más de una ocasión, y muchos mas sinceros “te veo pronto” que en toda mi vida. En los últimos meses he querido gritar a los cuatro vientos, ¡gracias! y ¿porqué no paso esto antes?

~ por Diego Guate en mayo 26, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: