Cruce de caminos


caminos

He llegado a un punto de mi vida en el que necesito reconsiderar en dónde he estado, en donde estoy parado y hacia dónde quiero caminar.

Pocas veces en mi vida me he sentido con tanta necesidad de cambios, con una urgencia por escapar y dejar atrás, con la incapacidad de respirar.

He llegado a un punto en el que he llegado a no querer razonar, a no querer saber más de nada, ni de nadie; un punto final se acerca y no lo quiero detener.

Un punto final es más visible que nunca en mi horizonte, un punto que marca el final de una etapa sin frutos, llena de esperanzas y anhelos en vano, llena de necedad y esfuerzos en vano.

Un punto final que necesito llegue pronto a mi presente, para ser capas de volver a respirar, de volver a ser quien nací para ser, para dejar renacer el potencial de todo aquello que me hacer ser.

He cambiado tanto en los últimos meses, tanto que apenas me reconozco, un cambio interno en el que me he descubierto una vez más, un descubrimiento de facetas que no conocía.

Ahora sé que necesito dejar atrás a muchos que he cargado en mi presente, que pertenecen a mi pasado y a algunos que pertenecen a mi futuro que podrían representar la misma carga.

He llegado a la cúspide y necesito caer, descubrir de que soy capaz y dejar todo aquello y a todos aquellos que pretender tener el mínimo interés, pero que sin embargo sólo son más de lo mismo.

He visto el horizonte que se presenta ante mi, y aunque es agradable, si decidiera aceptarlo, no es lo que he buscado toda mi vida, carece de las emociones y de las respuestas que necesito.

Un poco de todo ha pasado y más de lo mismo sigue pasando, me canse de ser el amigo de todos y el que habla a quienes nunca escuchan, de ser el equivocado sin que nadie se moleste en decírmelo.

Me canse de ser el que todos quieren que sea y de no ser quien quiero ser, de ser que quiere dar más de lo que me piden, y que termina recibiendo nada, aunque nunca espere recibir algo.

He llegado al punto en que me canse de ilusiones que nunca llegaron a ser realidades, de realidades que nunca cambiarán, de no ver a quien he debido ver y de ver a quien he debido olvidar.

Siempre he sido transparente con el mundo, o al menos siempre he creído serlo, aquel capaz de responder cualquier cosa que me ataña y de dejar que el mundo vea lo que soy.

Ahora me pregunto si, ¿ha servido de algo? ¿Alguien me conoce por quien soy? ¿Alguien se ha tomado la molestia de ver más allá? ¿Alguien quiere ser para mi, aquello que quiero ser para alguien?

fondo

~ por Diego Guate en abril 10, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: