Es simple…


Hace unos meses escribí algo, dejándome llevar como siempre he elegido hacer, dejando que las palabras surgieran y me ayudarán a entender mis sentimientos, mis ideas y a la vez me ayudarán a poner de nuevo los pies en el suelo.

Por ser quien soy y ser como soy, decidí entregar estas palabras, y con unas modificaciones, quiero compartirlas, no por lo que son, si no, por aquello que dejan ver de mi, aquello que he dejado ver en otras oportunidades, en otras palabras.

A pesar de que son de ella, por haberlas escrito con ella en mi mente, son mías por igual y a pesar de no haber contado con su permiso para compartirlas, mis impulsos me hacen necesitar hacerlo.

Sin más, dice así:

En los ultimos meses, incluso podria considerar decir años, no habia encontrado a alguien que me despertara tanta curiosidad, que me hiciera descubrirme soñando despierto, que me produjera un tipo de celos a los que no estoy acostumbrado.

Alguien inteligente por naturaleza, atractiva por su calidez y su capacidad de entrega, que me da la seguridad de ser siempre yo, que me produce la necesidad de dejarme ver tal y cual soy; alguien lo suficientemente segura como para ser ella, sin seguir modas, sin seguir estereotipos.

Alguien que comparte algunas de mis pasiones, que me despierta el interes de apasionarme por lo que le apasiona, de aprender de aquello que poco sé, un interés que ninguna otra ha hecho nacer en mi; alguien a quien puedo considerar como una igual, incluso en algunas facetas superior.

Alguien opuesta a mí en muchos sentidos, pero igual en muchos otros; que no teme demostrar lo que siente, que no teme ser notada y que sin embargo no busca ser vista; alguien con una calidez humana en la superficie y en lo profundo, alguien de quien puedo aprender a demostrar mis emociones y sentimientos ocultos.

Descubri en los ojos de una amiga sin igual, una niña, una mujer, un ser sin par, que valora lo que valoro, busca lo que busco, que ama el mismo mundo con sus formas y colores.

Aun tengo mucho por descubrir, mucho por aceptar y asimilar, más por develar y revelar de mi, tanto que espero ella sienta por mi al menos algo de curiosidad, algo que le permita verme con otros ojos, aunque por ahora solo puedo decir que todo es tan simple, como decir: me gusta.

Para ella:
Sé que estas palabras son tuyas, tanto como lo son mías, y espero que en su momento hayas necesitado compartirlas con aquellos en quienes confías, y me disculpo si el que las comparta con el mundo es más de lo que hubieses querido.

Anuncios

~ por Diego Guate en mayo 5, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: