5 años


En los últimos cinco años he cambiado tanto, tanto que algunas veces me es difícil aceptar la distancia que hoy existe entre amigos que una vez llame hermanos, entre situaciones que hace pocos años me hubieran robado la tranquilidad.

En estos años descubrí a muchas personas nuevas, seres humanos distintos a quienes muchas veces comprendo mejor que a mi mismo; personas que sin buscarlo me han cambiado, me han ayudado a ser una versión mejor.

Hace algunos años jamas hubiera podido visualizar mi vida con tantas personas distintas, con objetivos distintos, que me hacen pensar y sentir de nuevo que los sueños son tan posibles de alcanzar, tanto como sé que el sol saldrá de nuevo por las mañanas.

Siempre he sido y seré un soñador empedernido, un necio incansable, un terco a veces fastidioso, incluso algunas veces un obsesivo compulsivo, porque soy incapaz de rendirme, aunque mi consciente intente ser realista, mi subconsciente es incapaz de aceptar el fin de un sueño sin verlo hecho una realidad.

En estos cinco años he aprendido a ser más honesto, algo que no pensé fuera posible, la diferencia es que ahora soy mas honesto conmigo, sobre quien soy y que espero, sobre mis limitaciones y mis fortalezas, sobre lo que quiero y no quiero, incluso sobre aquellos a quiénes quiero en mi vida y a quienes estoy dispuesto a dejar partir.

Muchas cosas han cambiado y sin embargo algunas siguen igual, a pesar de estar cerca de alcanzar algunas de las metas más importantes de mi vida, me sigo viendo y aceptando como un alma libre, una persona leal a quien me sea leal, fiel a mis ideas y mi forma de ver el mundo, un necio con esperanzas de generar un cambio en el mundo.

En estos años he aprendido a valorar más a aquellos que me rodean, a dar menos por sentado y a disfrutar más de las cosas sencillas, de los momentos inesperados; he aprendido a recordar a aquellos que me enseñaron a jamás rendirme, el valor de la humildad, el valor del trabajo y el valor de una familia unida.

Tengo tantas cosas por las que dar gracias, la mayoria buenas, algunas malas, malas que sin embargo eran el camino para más cosas buenas. Tengo muchos “y si hubiera…” dentro de mi ser, y estoy decidido a no aumentar su cantidad, aunque esto signifique algunas veces el cometer errores, errores de los que sin embargo puedo aprender más que de un “y si hubiera…”

~ por Diego Guate en diciembre 26, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: