Mujeres amigas


Hay mujeres que me gustan y no se porque, hay mujeres que no me gustan y no se porque. Hay otras con las que nunca ha pasado por mi nada que me haga pensar en una u otra forma, no se bien porque, pero en la mayoría de estos casos ellas son quienes se han convertido en excelentes aliadas que no puedo llamar de otra forma que amigas.

Cuando hablo de amigas me refiero a esas mujeres de las que sé muchas cosas, tantas o más de las que ellas saben de mi y a pesar o tal vez por eso es que existe tal grado de confianza, en el que simplemente no puedo quedarme callado y evitar decir aquello que siento o no siento.

La vida me ha dado más amigas que amigos, amigas fieles y sinceras, un poco locas e incluso raras; algunas evasivas y otras capaces de enfrentar a quién se atreva a retarlas; algunas hoy son orgullosas madres, otras exitosas en sus campos y otras están por el momento tratando de descubrir hacia donde quieren ir.

Para cualquier mujer que acepte estar conmigo, la misión es complicada e incluso un laberinto de inconsistencias; porque sí algo he comprobado es que por más amiga que sea una mujer, siempre es territorial y difícilmente deja que otra mujer forme parte de su círculo, no sin antes haber hecho pruebas, unas discretas y otras no tanto.

Con las mujeres de mi vida tengo por seguro momentos extraños, momentos de honestidad y emociones, incluso momentos únicos; pero jamás momentos normales y ordinarios.

~ por Diego Guate en agosto 16, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: