Otro mundo


Un mundo mejor

A veces me encuentro tratando de descifrar que hace de este “mundo” un lugar digno, especial y único para vivir; tratando de entender que hace que sea lo que es.

Lejos de entender la pesadilla en que muchas veces se torna, elijo entender aquello visible y muchas veces olvidado, tratando de aceptar que no todo es malo, que en realidad una pequeña parte lo es.

Me descubro soñando, anhelando un futuro más humano, más unido, y a la vez más diverso. En el que cada persona hace por otra todo aquello que le agradaría hicieran por ella, en el que nadie hace aquello que no quisiera otros le hicieran.

Me descubro visualizando un escenario que no cambia mucho del actual, en el que sin embargo, reinan las sonrisas, las esperanzas y los mejores deseos, en el que somos conscientes de las consecuencias de nuestras acciones.

Un mundo que mejora sin parar, un mundo en el que ser feliz es un reflejo social y cultural, y no lo son más los diversos índices económicos, ni mucho menos la infraestructura existente que nos clasifica y divide.

Un mundo humano, que acepta que todos somos ricos en nuestra propia forma, millonarios en nuestra propia moneda, en el que las riquezas se miden por la felicidad y satisfacción que producen en el largo plazo y no por las satisfacciones inmediatas.

En mi forma de ver y sentir, la diversidad cultural y étnica, es una riqueza invaluable que con el tiempo hemos perdido. En algún momento este otro mundo existió, y como tal puede volver a hacerlo.

En nuestro mundo, para muchos es mejor vivir en una selva de concreto y acero, para muy pocos el verdadero placer de vivir sólo puede entenderse haciéndolo en zonas rurales, sin energía eléctrica o fuentes de  contaminación y servicios.

Cada uno de nosotros debe descifrar como desea vivir, y que es realmente importante, cual quiere que sea su legado en este mundo y si está en el camino correcto, porque al final la vida eterna está en los corazones y mentes de aquellas personas que nos acompañaron a lo largo de nuestras vidas.

Al final, este otro mundo, es el mundo que ya tenemos, y es nuestra decisión lo que suceda con el.

amigos-pequeños

~ por Diego Guate en febrero 13, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: