Identidad pérdida


En los últimos años y la llegada de la globalización, por ende del comercio, intercambios culturales e incluso el turismo, ha hecho más y más frecuente la pérdida de identidad de cada país.

En el caso puntual de mi país, la predominancia e incluso fanatismo de y sobre la cultura de nuestro vecino del norte, Estados Unidos, hace cada vez más común la utilización de palabras anglosajonas, palabras que para la mayoría de la población son simples adiciones a su vocabulario, cambiandolas por otras de su lengua o idioma materno.

Lamentablemente es imposible evitar está conquista cultural, más aún, cuando es una autoconquista, que lejos de ser frenada es motivada por la misma población, que tiene familia fuera de nuestras fronteras, y que sin saberlo, pensarlo o quizás aceptarlo, está abandonando una identidad única, que le hace formar parte de una cultura milenaria en la que prevalecía el equilibrio y el respeto a la naturaleza.

La sustitución de cultura en mi país, sé da por una, que en mi forma de ver, pensar y sentir, no tiene más que ofrecer que la cultura del capitalismo; algo para lo que no estamos y quizás nunca estaremos preparados, por las mismas carencias que siempre pensamos tener, y la incapacidad de reconocer las riquezas materiales y no materiales que poseemos.

Debo admitir que personalmente me molesta y entristese ver grupos de personas que intentan imitar a quienes viven en un país, que poco o nada tiene que ver con el nuestro, y que a pesar de todos, nos está conquistando de la misma forma en que lo hizo España en su momento.

Nos dan “espejitos”, para ser preciso los elegimos, a cambio de ceder y abandonar una cultura diferente, y con ella nuestra identidad, abandonados una cultura e identidad más exitosa al momento de sobrevivir a los cambios, que sobrevive a pesar de las desventajas que la aquejan.

Elegimos abandonar características que nos hacen únicos en el mundo, características que incluyen tradiciones y costumbres milenarias, con una razón de ser; tradiciones y costumbres sustituidas por fiestas netamente comerciales o que no sé relacionan en absoluto con nuestra cultura y forma de vida, cosas como el “dia de acción de gracias” o que”halloween”.

Fiestas, costumbres, tradiciones, creencias e incluso religión, que si bien acepto deben ser celebradas por aquellos cuya cultura principal proviene de terceros países, no así por guatemaltecos cuyos lazos con estos son inexistentes. De igual forma deben de ser respetadas y aceptadas, más no celebradas, evitando perder así lo que nos diferencia del resto del mundo, algo que poco a poco hemos perdido, algo que aún podemos rescatar.

A pesar de todas las ventajas de la globalización, y los cambios naturales producidos por ella, espero y deseo nunca vivir en un país igual a otro, en el que todo aquello intangible a quedado en el olvido.

Amor por Guatemala

~ por Diego Guate en enero 3, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: