¡Un dedo, un amigo!


Alguien me dijo que si puedo contar a mis amigos con menos dedos de los que tengo en una mano, tengo un problema y debo cambiar, porque este mundo es de aquellos que son amigos y en especial de aquellos que son respetados y no temidos, valorados y no despreciados, apreciados y no envidiados por aquellos a los que llaman amigos.

Si tengo el problema contrario, y los dedos que tengo en una mano no son suficientes para los amigos que tengo, puedo considerarme afortunado y debo recordar nunca dejar de valorar y apreciar a estos seres que me acompañan en mi camino, porque aunque la amistad aguanta mucho, soporta solo un poco más de lo que soporta un lazo de sangre.

Mientras si mi problema es que los dedos de mis manos no son suficientes para contar a cada uno de aquellos que llamo amigos; debo admitir cuan afortunado soy al estar rodeado de otros, que han decidido quedarse en mi camino y compartir conmigo lo más valioso que existe, la vida misma. Sin olvidar nunca el ser un mejor amigo cada día para ellos y para otros sin esperar y sin desear que lo sean conmigo.

~ por Diego Guate en abril 9, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: