Año nuevo… Vida nueva…


En los primeros segundos de este año, miles de nosotros llevamos a cabo algunos rituales, costumbres o tradiciones, que en todos los casos buscan hacernos sentir afortunados de haber tenido la oportunidad de terminar un año con vida, y de iniciar uno nuevo de la mejor forma posible.

Muchos intentaron comer doce uvas en los primeros doce segundos del año, muchos otros se atrevieron a correr con una maleta por la calle, algunos otros dieron y recibieron un beso en esos segundos, otros tiraron agua a la calle en espera de limpiar los caminos que transitaran este nuevo año.

Los rituales que a su vez, se han vuelto costumbres y tradiciones, son nada más aquellas cosas que nos hacen sentir con la mejor voluntad para iniciar con fuerzas renovadas un nuevo ciclo de 365 días, o 366 días como es este caso.

En muchas ocasiones el visitar a la familia y a los amigos es algo indispensable en las últimas horas del año que termina, y en las primeras horas del año que inicia, compartir una comida antes y después con ellos, es algo que todos buscamos, aunque celebremos el inicio del año con actividades posteriores con algunos de ellos.

En Guatemala, es costumbre compartir el cambio de año con familia, con amigos, con personas queridas, el lugar es el de menos, lo que nos espere para compartir antes o después, es solo un elemento más que nos une y nos recuerda que son estos lazos los que hacen que todo valga la pena.

Algunos prefieren espera el año en hoteles, discotecas, bares, restaurantes, en la playa, en algún lugar en el que la fiesta no se haga esperar, o simplemente disfrutar de la soledad en un momento que bien puede ser mágico.

Sea cual sea el lugar, el momento, la razón para estar en un lugar y en compañía de una o varias personas, hace que sea especial y digno de celebrar, celebrar que con el nuevo año, tenemos la oportunidad de hacer aquello que hemos deseado, y alcanzar nuevas metas.

Tenemos la oportunidad de dejar atrás a aquellas personas que nos han dejado atrás, y de caminar hacia el futuro con aquellas personas que desean compartir nuestra vida y aquellos momentos que hacen que todo valga la pena llegarán sin ser buscados.

En este nuevo año, espero que mi país, esta tierra que me vio nacer, y que ha visto nacer a muchos de mis amigos y familiares, tome el rumbo de éxito y desarrollo que tiene como destino, que los más de 14 millones de guatemaltecos, seamos conscientes de que cada acción nuestra es un paso hacia adelante o hacia atrás para cambiar el país.

En este nuevo año, no deseo más que paz para todo aquel que la busca, amor para el que desea amar, salud para el que está enfermo, risas para el que es feliz, triunfos para el que trabaja por sus metas y se atreve a soñar, y sobre todo esperar que aquellos a quienes amo, aprecio y valoro sigan a mi lado.

Y que juntos, hagamos de este gran país, un país digno de llamar patria y hogar, un país humilde y digno de imitar, un país prospero y autosuficiente, que pueda satisfacer a sus habitantes de todo aquello que es necesario para ser felices, y de todo aquello que garantice un futuro mejor.

Feliz Año Nuevo, Feliz 2012.

~ por Diego Guate en enero 1, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: