Esta vez fue Japón


Como casi cualquier persona a lo largo y ancho del planeta supo, Japón tuvo que soportar de nuevo un terremoto importante, y no un terremoto cualquiera, sino un gran terremoto. De una magnitud pocas veces superada y a pesar de ello, la situación no es tan distinta a la de otros países durante eventos de magnitudes menores, situación que de haberse dado en otro sitio del planeta seria de proporciones exponencialmente mayores a las presentes para el pueblo y gobierno japonés.

Siendo sólo imitado por Chile en medidas y exigencias igual o más rigurosas, siendo que ambos países cuentan con experiencias importantes en estos sucesos, y su población se encuentra especialmente preparada para enfrentar estas situaciones, dados los casi constantes eventos que afectan a sus territorios, y la estrecha relación de estos sucesos con la historia de ambos países.

En los últimos días con la miles de imágenes que cualquier ha podido apreciar, y que algunas veces, han sido capaces de dejarnos con la mente completamente en blanco, al menos por unos cuantos segundo; no consigo imaginar lo que debe de sentir cada persona en esa situación. Si bien su forma de interacción dista mucho de la nuestra, y sus fortalezas pueden muchas veces ser mayores a pesar de no parecerlo.

El pueblo japonés ha salido adelante ante situaciones que ningún otro pueblo ha tenido que enfrentar, muchas veces por la codicia y la estupidez de otros que al final, han sido más intrusos que defensores. Japón, es hoy un territorio y un pueblo único, que a pesar y por las diferencias con el resto del mundo, sigue vivo, y creciendo.

Sus milenarias y ancestrales tradiciones, su distintiva forma de vida y sus especialmente contrastantes formas de trato social, los hacen una sociedad dura para unos y completamente tentadora para otros. A pesar de la modernidad y las prevenciones que han hecho parte de sus vidas, este pueblo, que se ha expandido a todos los rincones del mundo, hoy a pesar de su tragedia, nos sigue enseñando el valor de la perseverancia, y de la humildad.

Un pueblo humilde es capaz de dar la mano a quién lo necesita, sin dejar por ello de ser quién es, y de creer en lo que siempre ha creído, mientras su perseverancia y tolerancia, hacen de ese pueblo un icono contrastante en un mundo frío e impersonal, en los que hemos perdido los valores sociales, dejando atrás el respeto y la cordialidad, de la que a pesar de todo, cualquier japonés sigue haciendo gala.

A más de una semana de un evento histórico, que nos recuerda lo vulnerables que somos ante las fuerzas de la naturaleza, es ese país, quién reconoce y aprecia, aún con más fuerza lo que es está, aún y a pesar de lo que en esta oportunidad le ha negado – esto, claro, sin interponer ninguna interpretación religiosa -. Con severos problemas económicos, la esperanza parece no desvanecerse en sus rostros, y con ello, la certeza de que de este suceso surgirá un mejor país. Así lo espero, a pesar de no ser uno de ellos.

Anuncios

~ por Diego Guate en marzo 20, 2011.

Una respuesta to “Esta vez fue Japón”

  1. Hace algunos dias un paisano de guate me pregunto porque Japon tiene plantas nucleares ahora mas el terremoto y el sunami tienen terror a la irradiacion. La razon esque los Lipones no cuentan con petroleo y extraer energia, y parte de la energia que consume el jopon viene de la plantas nucleares. Y despues de ller tu articulo la verdad creo que ha sido una de las catastrofes de mayor impacto. Y Es loable la reaccioin del gobierno japones y la ayuda internacinal, Me pregunto que tan preparado estamos los Guatemaltecos para afrontar una de esa magnitud?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: