¿Una independencia innecesaria?


En la historia de lo que es actualmente el territorio de Guatemala, los nombres han sido muchos, las formas de gobierno y los países de los que ha formado parte han sido varios, desde haber sido un reino maya, habiendo pasado por una colonia española hasta llegar a una República independiente.

Si bien, en su momento la conquista trajo a estas tierras más sangre y sufrimiento, que ninguna etapa previa a esta, y consiguió eliminar cualquier poder político de sus habitantes originales; la situación actual del país, hace posible comparar las desventajas de haber sido una colonia con las desventajas de ser un país independiente casi 190 años más tarde.

Desde hace muchos años leyendo y analizando la historia de nuestra independencia, llegue a la conclusión que nuestra independencia fue un hecho innecesario, y a su vez, un reconocimiento que demostraba el desinterés de España sobre la zona, algo que contradictoriamente ocasiono que se siguiera el ejemplo de países vecinos.

Sí bien, Guatemala siempre formo parte de la Capitanía General de Guatemala, que se extendía desde el actual sur de México, hasta la actual Costa Rica, bajo control del virreinato de Nueva España, esta independencia fue innecesaria, no planificada y siguiendo ejemplos que no se aplicaban a la realidad del territorio.

Un hecho que nadie puede negar, es la incapacidad del pueblo para autogobernarse, incluso a 189 años del 15 de septiembre de 1821, por las posteriores integraciones del territorio al entonces imperio mexicano, y posteriormente los fallidos intentos de establecer una República Centroamericana, por lo que en más de una oportunidad he pensado que sería de nosotros si esta declaración de independencia nunca se hubiese dado.

No se puede afirmar que en un futuro, Guatemala hubiera sido capaz de autogobernarse en una forma adecuada, habiendo luchado por su independencia en momentos posteriores, o que esta se hubiera dado por sucesos posteriores, como los que produjeron las declaraciones de independencia de Cuba y el actual estado político de Puerto Rico.

Tampoco podemos afirmar que España hubiese decidido continuar su presencia en el territorio, de igual forma la posibilidad de que terceros países quisieran tomar control sobre el territorio, para anexarlo a sus ya independientes territorios.

Lo que sí es cierto, es que Guatemala difícilmente sería una República, y con total seguridad pertenecería a otro país, en el mejor de los casos como actualmente lo hace Guayana Francesa, como territorio de ultramar francés, solo que siendo un territorio de ultramar o una comunidad autónoma de España, y en el peor de los casos un estado libre asociado como Puerto Rico, bien sea de España o incluso de Estados Unidos, incluso un estado más de México.

Al final, sin importar si Guatemala fuera parte de España o Estados Unidos en cualquier forma, su población estaría mejor, con mayor nivel de vida, de seguridad e incluso con una mejor libertad. Algo que no sucedería con el caso de ser un estado mexicano, tal y como no ha sucedido siendo una República Presidencialista Independiente, dada la propia incapacidad de autogobernarnos, y por ende de trabajar como uno.

Sólo me queda por decir, una vez más; Guatemala es un país rico como pocos, localizado en zonas geográficamente privilegiadas, con recursos naturales que producen envidia a muchos y con una población joven, que puede ser orientada y dirigida con una mentalidad de trabajo, voluntad y una ética intachable, que son al final de todo, las armas más poderosas con que cuenta un país para ser como debe de ser.

Aún sueño con una Guatemala, desarrollada, llena de riquezas naturales y económicas, que depende menos del mundo y más de sí misma, que a su vez es la envidia de otros y un ejemplo para otros que como nosotros se han visto obligados a atravesar difíciles situaciones políticas y sociales, que riñen con las culturas ya establecidas.

Si bien este pensamiento no es nuevo en mí, me sorprendió encontrar un post de otro blog, que toca de una forma distinta el mismo tema, ejemplificando exitosamente lo que no puedo dar como más que una posibilidad dentro del entorno de hechos históricos que definieron la geografía política del continente.

Anuncios

~ por Diego Guate en septiembre 15, 2010.

Una respuesta to “¿Una independencia innecesaria?”

  1. […] Actualizados : ¿Una independencia innecesaria ¿Arrepentido Días de luz ¡Dejando atrás! Aquellos fantasmas del pasado Las […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: