¡Un mes! Y ¡más!


¿Que no es posible que pase en un mes? ¿en treinta días? ¿en 720 horas? ¿en 43200 minutos? ¿en un suspiro? y ¿en un segundo?

La vida nos da sorpresas en cada segundo cuando pensamos y creemos que nada puede sorprendernos ya, nos deja descubrir la infinita posibilidad de ser sorprendido, y de que nada futuro es un hecho y escrito.

En treinta días, todos y cada uno de los seres humanos hemos presenciado momentos inoportunos, desafortunados, trágicos, situaciones avisadas y sin embargo, seguimos – sin importar cuanto lo neguemos – conservado la esperanza.

Todos por igual nos descubrimos rodeados de momentos y situaciones que generan felicidad y alegría a su pasó, espacios de tiempo en los que las circunstancias confabulan para brindar a cada ser humano regalos esperados de formas inesperadas.

En otras ocasiones, regalos inesperados en situaciones siempre inoportunas, que nos sorprenden y nos devuelven la esperanza y la capacidad innata de desear un futuro mejor, un futuro incierto que olvidamos no es aún un hecho.

En tan sólo un segundo las posibilidades son infinitas, en treinta días el infinito es sólo una posibilidad dentro de infinitas posibilidades, que nos llevan por aquellos caminos que de forma consciente o inconsciente hemos elegido seguir.

Anuncios

~ por Diego Guate en junio 14, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: