Chile y el mundo


En los últimos días todos hemos escuchado sobre el terremoto y las posteriores replicas que han sacudido a Chile, mientras muchos que han vivido un terremoto en sus países o en otros, al ver muchas de estas imágenes recuerdan muchas escenas vistas y vividas en el último terremoto que se dejo sentir.

Chile, 2010

Muchos critican las acciones y decisiones tomadas por el gobierno chileno ante un terremoto de gran magnitud – y su posterior tsunami -, tomándolo como soberbia y un excesivo sentido de autosuficiencia, mientras este jamás rechazo la ayuda internacional, y tomo una decisión lógica, al solicitar únicamente la ayuda necesaria, evitando perjudicar más aún a otros territorios – como Haití – que necesitan aún más esta asistencia y que sufrirían por la perdida de la misma.

Si bien prácticamente cualquier lugar del planeta puede sufrir un sismo, las probabilidades son mayores en determinados lugares, y se presentan con mayor frecuencia en el cinturón de fuego del Pacifico, que abarca subiendo las costas de Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, México, Estados Unidos, Canadá, luego dobla a la altura de las Islas Aleutianas y baja por las costas e islas de Rusia, China, Japón, Taiwán, Filipinas, Indonesia, Australia y Nueva Zelanda.

Todos y cada uno de estos países han tenido que enfrentar en su momento, un sismo de determinadas magnitudes, que ha ocasionado daños en mayor o menor escala. En lo que ha trascurrido de este año, se han dejado sentir sismos de importancia en ciertos lugares del planeta, y específicamente cuatro de ellos en nuestra región – norte de California, Haití, centro de Chile y norte de Argentina -, los que ha ocasionado daños importantes en dos casos y más sustos en los otros dos.

En el caso de Guatemala, nadie cree que el país este preparado para enfrentar algo similar, a pesar de saber el riesgo sísmico que forma parte de la realidad del país, y el historial sísmico del mismo. La educación en caso de sismo no es generalizada, y no muchos padres se han dedicado a educar a sus hijos sobre que se debe hacer en estas situaciones, y es por ello, que muchos simplemente corren, algo que si bien en muchas ocasiones puede salvarles la vida, en muchas más lo pone en riegos innecesarios.

Pienso que Guatemala, y otros países deberían de aprender nuevamente de Chile, y solicitar únicamente lo estrictamente necesario, lo que conlleva con una mejor administración de los recursos recibidos y por lo tanto, un menor desperdicio de los mismos, permitiendo al mismo país a distribuir los recursos con los que cuenta y evitar contar con recursos perecibles en bodegas.

Sí bien, es de reconocer que en el caso chileno se cometieron errores y faltas de coordinación, también debemos recordar la intensidad del sismo y su duración, la necesidad – natural – de cada persona de saber de su propia familia antes de actuar sobre el resto, es necesario recordar que también los integrantes de un gobierno, de cuerpos de recate y entidades de salud y seguridad, son seres humanos, que al igual que la población, y a pesar del entrenamiento, siguen padeciendo el mismo nivel de sorpresa que el resto.

Guatemala, 1976

Sé, lamentablemente, que difícilmente Guatemala estará preparada para enfrentar nuevamente un evento de tal magnitud, y que difícilmente el estado podrá reaccionar en una forma parecida a la actuación de otros países en momentos similares. Por lo que espero, todos podamos reaccionar de la mejor forma posible, y con ello se evite una mayor perdida de vidas.

Las comparaciones casi siempre son malas, y muchas veces dolorosas, debo reconocer que durante los últimos días, he observado por medio de algunos canales de televisión nacionales e internacionales, algunas muestras del patriotismo chileno, que pocas veces se dejan sentir en Guatemala, y que son una clara diferencia de la falta de unión y patriotismo que aqueja a esta tierra. Un factor que marca una diferencia en la velocidad y fuerza para una reconstrucción.

Anuncios

~ por Diego Guate en marzo 7, 2010.

2 comentarios to “Chile y el mundo”

  1. Diego agradezco tus palabras, yo soy chilena y ayer llegue a casa desde el sur de Chile, las regiones de la catastrofe, como son llamadas se encuentran claramente desvastadas pero lo mas importante es no olvidar que los países que se pueden ver afectados son muchos y que la ayuda debe ser entregada y recibida en proporción de la necesidad, es por ello que tus palabras representan para mi una gran verdad dentro de su simpleza….

    muchas gracias

  2. uuuuuuuuuu guatemala q genial dugo genial q ya esta preparada 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: