Un ejemplo para Guatemala


Hace unas semanas se realizaron ciertos procesos electorales en países de la región, países como Chile y Costa Rica, que han conseguido con éxito una estabilidad social y política, que ha garantizado el crecimiento en la calidad de vida de sus ciudadanos y ha abierto las posibilidades de mejores relaciones comerciales con potencias económicas.

Si bien Costa Rica al encontrarse en la misma microrregión, y compartir historia común se ha desarrollado de una forma completamente distinta, siendo prácticamente inmune a las inestabilidades políticas y económicas de sus vecinos territoriales, la similitud entre ambos países es poca.

Costa Rica no ha sufrido inestabilidad política de la misma forma que Guatemala, su población mucho menor y su limitada variedad étnica, potencia la integración de todos los sectores de la población, en la formación de una identidad nacional, basada en orígenes y características comunes, integrando a quienes no las comparten.

Si bien, Guatemala y Costa Rica, fueron parte del mismo territorio, y por unos años fueron el mismo país, el desarrollo de ambos ha sido distinto, las debilidades – que en realidad son fortalezas – de Guatemala, Costa Rica no las posee, mientras en el país se ha invertido fuertemente en ciertas áreas, otras han quedado relegadas, estas misma áreas en Costa Rica se han trabajado, y han conllevado a un mayor desarrollo.

Por otro lado se encuentra Chile, que a pesar de la distancia y las diferencias culturales, territoriales y económicas, es un país del que Guatemala deberá seguir el ejemplo de Chile. Un país con una población similar, y un territorio varias veces mayor, que se convierte a pasos gigantes en el primer país realmente “desarrollado” de América, después de Canadá y Estados Unidos. Al poder ofrecer y garantizar derechos y exigir el cumplimiento de sus leyes y obligaciones civiles.

Chile es un país con un pasado común, atado a conquistas y guerras, desastres naturales, divisiones raciales, inestabilidad política, con un idioma común, con una cultura multiétnica – en extensas partes del territorio – , y sobre todo declarado independiente del mismo país – aunque bajo distintas circunstancias -.

Chile ha conseguido convertirse en lo que ningún otro país del continente, ha pesar de los conflictos que posee aleatoriamente con sus vecinos, y de lo violento de un pasado político que millones jamás olvidarán, su pueblo a decidido cambiar esta situación y dejarla atrás.

Convertir en pasado todos los sucesos que lo ataron e impidieron su desarrollo, es claro que este desarrollo ha cobrado un precio, un precio que el pueblo chileno a decidido pagar, un precio que cubren nuevamente ante cada elección, y un precio pequeño al final, que los ha llevado a ser una de las pocas democracias más fuertes y respetadas del continente.

Chile es un ejemplo a seguir, y como todo país, aún posee problemas, y surgirán nuevos problemas que enfrentar, algo que al menos desde el exterior no parece detenerlos de dar el siguiente pasó, para seguir tornando hacia un futuro mejor.

Anuncios

~ por Diego Guate en febrero 19, 2010.

Una respuesta to “Un ejemplo para Guatemala”

  1. Diego, vitrineando mi WordPress aparece este artículo que yo como chileno, me pongo de pie para aplaudirte, debo agradecer tanto elogio en tan pocas palabras, primera vez que leo un artículo donde caracteriza lo bueno y no lo malo y una comparación loable con Costa Rica, un saludo de sinBalas
    (La foto de Santiago mostrando la cordillera es top)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: