¡Como Guatemala no hay dos!


Como cada cierto tiempo me ocurre, revisando algunos blogs y variedad de posts, me encontré con “Mensaje a mis paisanos” , el cual a pesar de su extensión y variedad de tópicos, me recordó cuan molesto y denigrante resulta para muchos ser de Guatemala, afortunadamente una minoría, por lo que tomo prestada una frase ya conocida – por otro país – para dar titulo a este post.

En el post se mencionan varias riquezas innegables con las que Guatemala cuenta, muchas de las cuales son lamentablemente desaprovechadas, cuando no son desperdiciadas o mal aprovechadas; recursos naturales que bien explotados pueden beneficiar a cientos de miles, los que lamentablemente no benefician más que a unos cuantos, quienes ni siquiera realizan el trabajo.

Guatemala es un país rico en recursos naturales, muchos de los cuales se están perdiendo, algunos recursos a mi forma de pensar es mejor que nunca sean explotados, mientras otros renovables pueden y deben ser explotados con responsabilidad y con conciencia. Recursos hídricos, que si bien no son inagotables, son ya fuentes importantes de belleza, producción de energía y un consecuente desarrollo para el país.

Algunos otros potenciales, se derivan de la explotación de restos culturales y bellezas naturales, que si bien, no son eternos, pueden ser apreciados sin interferencia alguna por aquellos turistas que disfrutan de visitar sitios arqueológicos e históricos, tanto como por turistas deportivos, turismo de aventura, e incluso algunas clases de turismo religioso.

Al hablar de Guatemala, se pueden afirmar infinidad de hechos y sucesos diarios, y estos no deben ser olvidados, ignorados y mucho menos encubiertos; debemos hablar de todos aquellos que nos perjudican como país, con lo que debemos reconocer nuestras debilidades, para poder con ello reconocer nuestras fortalezas, descubrir y re-descubrir que nos hace fuertes y con que herramientas contamos para cambiar estas situaciones inadecuadas y perjudiciales.

En cada oportunidad, siempre motivo a cualquier persona, nacional o extranjero a visitar esta tierra – Guatemala – y estoy seguro que en muchas ocasiones estos visitantes – generalmente extranjeros – se han enamorado de esta tierra, y de su cultura milenaria, vibrante y el contraste actual con el que convive.

Algunos de ellos incluso llegan a amar esta tierra más que cualquiera de nosotros, y deciden convertirla en su hogar, abandonando una vida estable y confortable, por un sueño y un amor reciproco, todo, porque notan y aprecian, lo que desde siempre hemos ignorado, olvidado, desechado y minimizado, que es su gente.

Esas personas que han crecido con una forma particular de ver la vida, siempre positivas, siempre carismáticas, siempre orgullosas de ser quienes son, lamentablemente, también en muchas ocasiones ven a estas mismas personas, que a pesar de contar con infinidad de hermosas cualidades, han desistido en su afán de adaptarse a un mundo “moderno”, en el cual su idioma y su cultura no son generalmente bien aceptados.

Ven con dolor, como miles de afortunados rechazan una cultura milenaria, para poder formar parte de una cultura completamente decadente, basada en el consumismo y el placer individual, una cultura que no durara por mucho tiempo, que por su mismo auto consumismo, llegara en cierto momento a ser sustituida, dejándose alcanzar por lo que antes, en otras formas hizo posible su propia conquista y colonización.

Ven como rechazan una cultura incomprendida, pero valiosa y poderosa, muchas veces rechazando y olvidando por completo a una cultura aún más importante, una cultura milenaria, que ha sobrevivido y vencido conquistas previas, que aún es rica en costumbres, tradiciones, gastronomía, lenguas, vestimenta, religiones, creencias, habilidades y conocimientos.

Guatemala es un país rico en variedad de recursos, desde recursos naturales hasta recursos humanos, un país que de un momento a otro deberá despertar y reconocer que nadie ha detenido su desarrollo y nadie ha negado su verdadero potencial, como lo ha hecho el mismo.

Aún hay mucho por cambiar, y estos cambios se deben dar en una forma continua y gradual, que permita preservar la mayor cantidad de nuestras riquezas, y alcanzar las ventajas y beneficios de una integración con el desarrollo que gobierna al mundo.

~ por Diego Guate en enero 9, 2010.

4 comentarios to “¡Como Guatemala no hay dos!”

  1. Extendamos el sentimiento de identidad nacional para sacar adelante a Guatemala.

  2. […] .Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya […]

  3. Interesante tu pagina, buena onda que exita alguien que se interese por dar a conocer la cultura de Guatemala. Exitos.

  4. Wow !! Felicitaciones (:
    me gusta q te intereses por Guate !
    saluditos !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: