La hora de morir


La muerte es aquel acontecimiento que en algún momento y en algún lugar, nos tocara a todos y a cada uno, se nos podrá presentar en incontables formas. Cuando ha llegado nuestro momento, no queda más por hacer, y este puede llegar junto con el mejor o el peor momento de nuestras vidas.

La muerte es un hecho, innegable, del que no podemos escapar, y un momento al que debemos llegar sin ataduras, que nos hagan lamentar lo que nunca llegamos a hacer. Es la única justicia verdadera, que al no hacer distinción alguna, y poder alcanzar a cientos y miles a la vez, ricos y pobres.

Aparentemente, en muchas ocasiones olvida a algunos que en base a cualquier probabilidad no debió de hacer olvidado, brindando nuevas oportunidades, enseñando por medio de ellos, el valor real de una vida, y lo frágil que puede llegar a ser.

En toda familia el luto ha llegado en incontables ocasiones, e incontables ocasiones lo ha hecho en formas inesperadas, muchas accidentales, y muchas más naturales; mientras en contadas ocasiones lo ha hecho bajo aviso, con lapsos de tiempo determinados, que han permitido cierta preparación a los que permanecen.

Lo cierto es, que cada ser humano, sin importar su edad, sexo, origen étnico, profesión u oficio, sin importar cuanto bien o mal ha hecho, no debe olvidar que es mejor decir, hacer y dar en vida, cuando tiene mayor significado, y no cuando debe decir “adiós”.

Anuncios

~ por Diego Guate en enero 7, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: