Un reflejo, ¿de quién?


He leído muchos blogs, y en gran parte de ellos es posible notar a quién le pertenece, aunque jamás allá visto a esa persona, y aunque jamás hayamos intercambiado una palabra hablada.

Todos con límites diferentes, enmarcados por diferentes culturas, por la forma en que fueron educados, por quién fueron, son y desean ser; todos iguales y distintos a su vez, todos humanos y mortales, todos idealistas y realistas en su forma y todos sin miedo a expresarse.

Al haber crecido en un ambiente completamente mixto, rodeado de ricos y pobres, de positivos y pesimistas, de soñadores idealistas y de realistas sin ideales, de blancos, negros, ladinos, asiáticos, indígenas, y mezclas de todos, me gusta ser neutral y observar hacia todos los posibles puntos de vista.

He tenido la fortuna de crecer sin mayores limitaciones, y de conocer a otros más auto limitados de lo que realmente están, y todos me hacen valorar más lo que he vivido, sentido y todo lo que puedo alcanzar día con día.

Me he encontrado odiando actitudes de todos, y aplaudiendo actitudes de todos, hasta notar que los límites son propios, y que las actitudes frente a los mismos problemas son intercambiables en base a cada persona, y no a sus recursos.

La humildad con la que fui criado, es la pobreza que castiga a los ricos… Y la pobreza en la que viví, es la gran riqueza por la que hoy me estas escuchando.

Alberto Ducci

He descubierto en blogs, tanto como en la vida diaria, a ricos y pobres que no ven más allá de su propia nariz, y he encontrado a más ricos y pobres, que ven más allá del horizonte, que siempre piensan en su bienestar, como en el de quienes les rodean.

He conocido personas distintas, que me han hecho valorar todo lo que tengo y lo que soy, he conocido a otros que me hacen desear más, y a la vez ser feliz con lo que ya soy, y con lo que ya poseo. Al final, todos somos humanos, y la vida es la misma para todos, con condiciones distintas, y depende de cada uno, aprovechar al máximo lo bueno que llega en ella, y aprender de lo malo, para volverlo positivo.

Por lo que, sólo sé, que podría vivir sin un centavo en mis manos, siempre que pueda contar a una sola persona feliz junto a mi, porque la felicidad proviene de quienes nos rodean, tanto como de no dejar de hacer notar una parte de nosotros en todo cuanto realizamos y de nuestra capacidad de ser felices por y a pesar de todo.

Estar contentos con lo que poseemos es la más segura y mejor de las riquezas.

Marco Tulio Cicerón

Anuncios

~ por Diego Guate en septiembre 27, 2009.

2 comentarios to “Un reflejo, ¿de quién?”

  1. Comentario…

    [..]Articulo Indexado Correctamente[..]…

  2. Thank you. Hand your health…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: