Sueños y pesadillas


La habilidad de soñar, tan innata del ser humano, es muchas veces el mejor regalo que las horas de sueño pueden ofrecer – después del descanso -, y es algunas veces la peor consecuencia de poder soñar, al tornarse en pesadillas, que difícilmente podemos controlar – no sin habilidad y practica -. Lo que torna un sueño regular en un sueño lucido, que tiende a ser más fácil de recordar ó incluso completamente recordable.

durmiendo

Los sueños no son más que construcciones oníricas aleatorias, y normalmente, alejadas de la realidad; de no ser así, podríamos estar hablando de una premonición o de una retrocognición. Soñar es un proceso mental involuntario en el se produce una reelaboración de informaciones almacenadas en la memoria, generalmente relacionadas con experiencias vividas por el soñante el día anterior. El soñar nos sumerge en una realidad virtual formada por imágenes, sonidos, pensamientos y/o sensaciones. Los recuerdos que se mantienen al despertar pueden ser simples (un imagen, un sonido, una idea, etc.) o muy elaborados. (de ensueño)

Tengo la fortuna de recordar la mayor parte mis sueños, y con ellos muchas veces revivir momentos agradables, e incluso descubrir deseos ocultos para mi consciente. Algunas veces, estos sueños de luz, claridad, alegría y esperanza, se tornan en otros oscuros, confusos, desesperantes y aterradores, en los que las situaciones son tan reales y a la vez tan posibles que me llevan a despertar bañado en sudor y lagrimas.

quedarse dormidos

La mayor parte de mis amigos – hasta donde hemos tocado el tema -, tienden a tener sueños con toques fantasiosos y nostálgicos, siendo sus pesadillas producto de factores exteriores que les impactaron ó que les llegaron como una posible aventura que en el sueño termina mal.

En mi caso, mis mejores sueños y mis peores pesadillas involucran a mis seres queridos, y son situaciones que en algún momento he vivido ó que deseo vivir y en otras ocasiones representan situaciones que no deseo vivir ó que otros han tenido la mala fortuna de vivir.

perros y gatos durmiendo

En mi los sueños y pesadillas, tienden a ser más difíciles de olvidar, por el efecto que me causan, de eterna alegría ó de preocupación innecesaria, porque sea lo que sea que se relacione con mi familia es mucho más importante para mí, tal y como sucede cuando estos sueños y pesadillas se relacionan con mis amigos y cualquier ser querido.

Lo importante es recordar que son sólo eso, sueños y pesadillas, que la vida sigue cada día y que con trabajo y empeño podemos hacer de cualquier sueño una realidad.

soñando grande

Anuncios

~ por Diego Guate en julio 29, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: