¿Futura presidenta?


presidentas y ministras

Presidentas y Primer Ministras en funciones

La actual primera dama de mi país, al parecer desea seguir los pasos de otras primeras damas, convirtiéndose en la sucesora de su esposo. El título – del post – es una interrogante, que a la vez espero no llegué a ser una realidad, al menos no – específicamente – con la actual esposa del presidente.

El problema y la mayor limitación radica en la falta de experiencia, reconocimiento político y notoria falta de diplomacia de la misma – algo que puede notar quién quiera verlo -, tanto como su pasado ligado a grupos considerados por muchos como revolucionarios y represivos, hasta la forma de comportarse que carece completamente de las características de una dama y que dista por kilómetros de lo que debe de ser una primera dama.

Algo que no sucede generalmente con otras primeras damas, eso sin mencionar que una primera dama siempre debe poseer presencia sin verse obligada a hacerse notar – poniéndose en ridículo y demostrando su ignorancia política -, algo de lo que un presidente no debe carecer – como sucede con nuestro actual gobernante -, que sin embargo, puede aprender a controlar y puede desarrollar – específicamente en su forma de expresión -.

Nuestros gobernantes siempre son fuente de inspiración para fines cómicos, generalmente temporales y nunca permanentes como sucede actualmente, incluso por medios internacionales. Y nuestra actual primera “dama” ha superado con creces a las anteriores como fuente de inspiración, personalmente no me opongo a la existencia de una señora Presidenta de la República – como lo he aclarado en post anteriores -.

Sé que los gobiernos no siempre son aceptados, que no siempre alcanzan sus objetivos en sus plazos de tiempo, y sé que una mujer como máxima autoridad de gobierno debe encarar muchas más presiones que un hombre en el mismo rol, sé también que otras actuales Presidentas de América Latina no son completamente aceptadas y aprobadas por sus acciones políticas y económicas, lo que no tiene nada de extraordinario.

Al final, cada persona debe adaptarse al medio que habita – hasta cierto punto -, y más aún en cuanto a política se refiere -, para poder ser aceptado y por ende alcanzar cargos que le permitan beneficiar a muchos, y no sólo hacerlo personalmente. Y repito, me encanta la idea de ver a una Presidenta de la República de Guatemala en un futuro cercano.

Desearía que el cargo fuera ocupado – en el siguiente gobierno y en los que sigan – por una persona – sea hombre o mujer – con consciencia social, con cultura y educación suficientes para administrar un país tan problemático como este, con la diplomacia y don de gente suficiente para tratar con todos los sectores, y sobretodo con presencia social y política, para que pueda colocar al país en las vías del crecimiento.

Y por supuesto, acompañado por un equipo igual de capaz, igual de pulcro, igual de educado y por su puesto con total deseo de hacer de Guatemala un país más rico y más prospero.

Amor por Guatemala

Anuncios

~ por Diego Guate en julio 27, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: