En el olvido…


Muchas veces consideramos que muchas personas nos recordarán bajo ciertas circunstancias, recordarán los momentos en los que hemos compartido un momento que no es común. El descubrir que esos momentos no cuentan en la posibilidad de ser recordado, incluido o incluso considerado para algo, aunque ese algo no fuese necesario, y aunque muchas veces no fuera posible participar.

Muchas veces se dice que la vida sigue mientras alguien recuerde quién fue una persona, sus logros, sus fracasos, sus fortalezas y sus debilidades. Y es por esto, que muchos jamás morirán y muchos lo hacen cada día al ser olvidados incluso por aquellos que una vez amaron.

como esta tu memoria

Muchas veces olvidamos a quienes no han ayudado a llegar a estar en donde estamos hoy, muchas otras veces olvidamos ayudar como alguna vez nos ayudaron, y muchas otras veces nos olvidamos de pedir ayuda.

En las rutas por las que avanzamos a lo largo de nuestras vidas, es usual encontrarnos a toda clase de personas, algunas siempre dispuestas a ayudar y otras siempre reacias a hacerlo, siempre encontramos a alguien siempre dispuesto a apoyar y a alguien que nunca actúa pero que sin embargo siempre critica.

Alguien me dijo una vez: “no hagas lo que no quieras que te hagan”, y un tiempo más tarde comprendí el significado de ello, y por ello a la vez, siempre hago lo que quisiera que alguien hiciera por mí, desde ayudar a alguien que realmente necesita de mi ayuda, hasta ser cortes con un desconocido ó no molestarme por situaciones que otros no pueden cambiar.

no olvidar

Sé que no siempre la ayuda que se pueda brindar en bienvenida, creo por ello que es mejor intentar ayudar, aun cuando nuestra ayuda no sea requerida o deseada, y respetar cuando no sea aceptada, con lo que al menos la última decisión no fue nuestra, y la intención basto para brindar cierto apoyo.

Por lo que nunca olvides quien eres, de donde vienes, hacia donde vas, quienes te han ayudado en el camino, nunca olvides ayudar a alguien que lo necesite, y nunca, pero nunca te olvides de devolver el favor, aunque no sea a quien te lo hizo. Aún más importante, nunca te olvides de quienes a pesar de no haber podido ayudarte, siempre han intentado hacerlo, ó por lo menos han estado ahí – a diferencia del resto – para mostrar su simpatía y su apoyo.

Anuncios

~ por Diego Guate en julio 6, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: