¡Soy como soy!


Muchas veces he escuchado a mis amigos y amigas decir: “así soy yo”, en realidad no mienten, porque todos somos distintos, reaccionamos de formas diferentes en cada situación.

¿Quien soy?

Todos somos como debemos ser, pero todos debemos de aceptar que con el pasó del tiempo, con conocer a nuevas personas, hacer nuevas amistades y mantener relaciones sentimentales con alguien más, cambiamos, y dejamos de ser en gran parte quienes en determinado momento fuimos. Nadie es igual ahora que hace diez años, nadie puede afirmar no haber cambiado alguna de sus características, aunque las principales y de mayor importancia permanezcan intactas.

Todos pedimos encontrar a alguien que nos pueda aceptar realmente como somos, y todos debemos aprender a aceptar a quienes nos rodean de la misma forma. No podemos cambiar a cada persona para que se acople a nuestras expectativas, pero sí podemos aceptar y aprender de estas diferencias.

En las sociedades machistas con matices feministas que gobiernan la cultura de nuestros países, es difícil encontrar a hombres que en realidad aprecien y valoren las similitudes y diferencias entre hombres y mujeres. Aún es más difícil encontrar a mujeres que no tomen alguna vez actitudes machistas y exijan ser tratadas como iguales en un mundo aparentemente gobernado por hombres, pero en realidad dirigido por mujeres.

frente al mar

Es normal aún que sea la mujer quién decida permanecer en el hogar al momento que nacen los hijos ó hijas, tanto como es normal que el hombre se vea obligado a trabajar con mayor fortaleza y determinación para satisfacer las necesidades de la creciente familia.

Sí bien existen pocos casos en los que los roles tradicionales se invierten ó permanecen neutros, la mayoría de esposos trabajan y la mayoría de mujeres se convierten en amas de casa. Por lo que el ejemplo y la educación de estos hijos se tornan hacia un punto de vista machista, en el cual la misma mujer acepta e incluso exige ciertas actitudes de todo hombre.

gente-feliz

Haciendo difícil e incluso imposible para los pocos que hemos crecido en hogares neutros el encontrar a una mujer que en realidad se valore y acepte tal cual es; una mujer que difícilmente explotará las ventajas adjudicadas a una mujer por una sociedad machista, y aún menos probable aceptará las desventajas que se le asignarían.

Por lo que todos debemos aprender a aceptar al resto como deseamos ser aceptados, y a reconocer que muchas veces en pareja debemos ceder – ambos -, para poder alcanzar el mejor equilibrio posible y reforzar a la vez nuestra relación.

Amor por Guatemala

Sé que me falta mucho por crecer, y que aún debo aprender mucho más; pero sé, de la importancia de negociar, de reconocer, tanto como de la necesidad de cambiar – siempre sin cambiar nuestra esencia – algunas actitudes que afecten más de lo que benefician.

Anuncios

~ por Diego Guate en abril 19, 2009.

Una respuesta to “¡Soy como soy!”

  1. […] también te quiero Buscando un vídeo para el post de ayer, encontré un vídeo aún más interesante; el vídeo a pesar de no responder a las preguntas que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: