El niño en los padres de hoy


Familia jugando

Desde siempre he considerado que todo padre debe de olvidar en muchas ocasiones que es adulto y recordar que una vez fue niño. Como abuelos, padres, tíos ó adultos en general, olvidamos la importancia de hacer volver a nacer a nuestro niño interior al relacionarnos con infantes, más aún sí esos infantes son nuestra descendencia y legado a este mundo.

Los niños aprenden todo lo que ven, aprenden lo que escuchan, aprenden más aún lo que se les niega sin una explicación que sean capaces de comprender; los niños de hoy crecen en un mundo con facilidades infinitas en comparación con el mundo en que crecieron sus propios abuelos, e incluso muchos padres.

familia usando laptop

Debemos considerar que también crecen rodeados de libertades extremas que sin una supervisión adecuada podrían convertirse en libertinaje; tanto como en caso de crecer rodeados de prohibiciones puede generar rebeldías naturales para la mayoría, rebeldías no racionales para quienes imponen estas mismas prohibiciones.

Personalmente mis padres son mis amigos, no puedo recordar desde cuando nació esa confianza en ellos, siempre han respetado la privacidad de cada uno de nosotros, mientras nos motivan a reconocer nuestros propios errores, y nuestros propios aciertos.

nieta y abuela

De pequeños jugaban con nosotros como sí tuviesen la misma edad, algo que eliminaba las diferencias; al crecer las actividades cambiaban y con ellas mis padres se adaptaban, e incluso dejaban de participar en algunas. De adolecentes, las actividades que compartimos fueron pocas, pero constantes y nunca obligadas.

Muchas de estas actividades aún las realizamos, generalmente cocinar juntos, compartir comidas, ir al cine ó ver películas en casa, hacer súper (comprar comida), viajes familiares en los que los que algunas veces son permitidas las parejas, intercambiar opiniones sobre libros leídos en común, hablar en persona ó por teléfono dependiendo del lugar en el que estemos sobre como nos fue en el día, probar comidas y tener experiencias nuevas juntos, salir juntos sin un destino definido, e incluso algunas veces hacer deportes juntos.

padre-e-hijo

Muchas veces estos momentos son compartidos sólo con uno de mis padres, mientras otros sí con ambos, otras veces mis abuelos, tíos, primos y primas forman parte de estas ecuaciones, y muchas veces también amigos que ya son conocidos por mi familia.

Creo que la clave para ser un buen padre hoy, es reconocer cuando se debe de ser adulto, tanto como cuando se debe y puede serse de nuevo un niño, aceptar la independencia que cada hijo va desarrollando por sí mismo, y motivarla sí no la desarrolla, aceptando también que con esta independencia muchas veces podrá escuchar opiniones, consejos y sugerencias, más la última decisión será suya, sin importar que este hijo ó hija tenga uno ó cuarenta años.

familia-jugando-videojuegos

Al final los hijos siempre serán hijos, y los padres siempre serán padres. Por lo que lo mejor a mi punto de vista es disfrutar cada momento con ellos y ser siempre sincero, explicando muchas veces razones que no consideramos necesarias de compartir, tanto hijos como padres debemos mantener la mente abierta y escuchar razones, por más dolorosas que estas puedan ser.

En mi experiencia hasta el momento como hijo, disfruto más los momentos puntuales sin presiones ó exigencias, momentos en los que estamos juntos porque todos queremos estarlo, que momentos regulares que se vuelven muchas veces obligaciones que lejos que ser agradables pueden convertirse en pesadillas por el hecho de estar planificadas, aunque en verdad deseemos esos momentos; por lo que son mejores los momentos de calidad, que la cantidad de esos momentos.

Hace unos días leí un post que contaba con una descripción de una familia, Familias resilientes, aunque el tema principal del post era el Día de la Familia en México, enumera algunas caracteristicas de una familia que a mi parecer funcionaria excelente.

Anuncios

~ por Diego Guate en abril 1, 2009.

2 comentarios to “El niño en los padres de hoy”

  1. Hola, Gracias por el comentario de mi post acerca de las familias resilientes, estoy de acuerdo contigo en que hay que darnos permiso para disfrutar como niños de muchas cosas de la vida, y los que son padres, realizarlo con sus hijos (aunque, como dices, siempre sin perder el rol de padres). Saludos desde México.

  2. […] imagem proviene de diegobacha.wordpress, artículo “El niño en los padres de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: