Día de compras


Desde pequeño nunca me ha molestado el que toda mujer se tomé su tiempo para arreglarse, para mejorar su imagen y a la vez su autoestima.

Al hablar de imagen para las mujeres el tema es simple, es una necesidad de sentirse atractivas, de sentir que resaltan su belleza natural. Algo que se ha vuelto también parte de la nueva cultura masculina, y a la vez del gusto femenino hacia el hombre, por lo menos hasta cierto nivel.

compras-hombre-mujer-tipico

Para pocas mujeres el salir de compras es una actividad obligada e innecesaria, mientras para el resto es un placer, e incluso una necesidad emocional, que beneficia a la autoestima; en mí forma de ver las cosas, sí beneficia la autoestima de cada mujer y a la vez la mía, sí ella elige estar conmigo.

Para la mayoría de nosotros el salir de compras con hermanas, madres, primas, amigas y novias, es algo no tan necesario, y en muchos casos es algo obligado; personalmente me gusta ir de compras con ellas, generalmente no compró nada para mí, pero es una forma de conocerlas es algo parecido a un hábitat natural.

bags

En el caso de nosotros – hombres -, la mayoría de las veces las compras se limitan a buscar lo que necesitamos ó lo que deseamos, seguidas por escoger el tipo que se parezca más, escoger el color, y algunas veces probar como se siente, o como se ve.

Cuando necesitamos algo que se adapte a otras prendas, generalmente recurrimos a una dama para que nos auxilie en la búsqueda de la mejor opción, algo que suelen hacer rápida y eficientemente. Incluso al solicitarles su ayuda inmediatamente nos informan de los sitios en donde es más probable encontrar lo que necesitamos e incluso un precio aproximado.

ropa de hombre

En el caso de ellas, el realizar la compra de una prenda significa en muchos casos el recorrer gran parte del centro comercial y probarse muchas prendas, siempre pensando en las prendas con que ya cuentan que combinen con la que tienen en las manos, y de no poseer ninguna, piensan en que necesitarían para explotar al máximo esa prenda, en ilimitadas combinaciones que abarcan desde accesorios, hasta zapatos, carteras, chaquetas, ó suéteres. Por lo que es entendible el porque es un ritual, un ritual a pesar del cual más de alguna vez escucharemos la temida frase:

closet

“No tengo nada que ponerme”

Algo que jamás he escuchado decir a un hombre heterosexual, y que siempre consigue dejarme perplejo en una mujer. Por lo que las compras, no dejan de ser un arte en el que la mayoría de mujeres tienen un postgrado.

walk-in-wardrobes

La única forma en que un hombre común aceptaría ir de compras (aunque habemos muchos diferentes).

Anuncios

~ por Diego Guate en marzo 29, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: