Maldito y Bendito Teléfono


Hace unos meses leí un post “El teléfono es un objeto impune“, en ese momento coincidí con la opinión, a pesar de nunca considerar el teléfono como algo más perjudicial que beneficioso.

iphone-oldphone

Desde hace un tiempo, he querido volver a estar en contacto con muchos de mis amigos, algunos de los cuales tengo años de no ver en persona, varios de ellos viven ahora en el extranjero, varios se han casado, varios tienen hijos, varios han cambiado de forma de vida completamente, muchos siguen siendo fáciles de reconocer y unos pocos son imposibles de reconocer.

mal-lugar-para-responder

Con el retorno de mis comunicaciones con amigos, tan bien han aparecido amores pasados, amores olvidados, y odiados amores – no porque hayan sido malos, más bien porque no pudieron ser más -. Desde que decidió volver a ponerme en contacto con muchos querid@s amig@s, me he comunicado más y ha vuelto en ciertos momentos difícil de seguir con mi vida diaria, seguir cumpliendo mi meta de utilizar el menor tiempo diario posible un teléfono.

Ahora comprendo perfectamente la expresión “objeto impune”, y me siento identificado con ser interrumpido en los mejores y peores momentos, momentos en los que me es imposible mantener una conversación coherente ó incluso una conversación en sí.

A pesar de querer y necesitar mantener esa comunicación constante con mis conocidos, he llegado a tener momentos en los que voluntariamente he apagado mi teléfono, e incluso he pensado en tener un segundo número para estar aún localizables para algunas personas.

telefono-mientras-se-duerme

Creo que todos necesitamos momentos de paz y tranquilidad, momentos de soledad y en otros momentos inquietantes, momentos intranquilos y momentos totalmente sociables.

Y estos tiempos, es muy difícil poder desconectarse completamente, y es más imposible aún que todos entiendan que es necesario para muchos de nosotros tener momentos en completa soledad, momentos propios y momentos no compartidos, aunque sean el 0.001% del total.

Finalmente, el teléfono no es solo un objeto impune, es mucho mas…

molesto

Sin comentarios sobre el video, pero es al final lo que a veces quiero hacer…

Anuncios

~ por Diego Guate en febrero 26, 2009.

3 comentarios to “Maldito y Bendito Teléfono”

  1. No es nada original lo que voy a decir pero no por ello dejo de creer en ello; me refiero a que el teléfono, como cualquier otra cosa, instrumento, herramienta material, no es per se ni bueno ni malo, ni perjudicial ni beneficioso, ni útil o prescindible, porque esos calificativos se los otorgan los usuarios de los mismos, es el uso y disfrute, el abuso o dependencia lo que llega a determinar el adjetivo de las cosas materiales. El teléfono concretamente tiene una tecla que es la de desconexión o apagado y no requiere de mayor esfuerzo que el de nuestra voluntad.

    Acudiría aquí a la tan manida máxima de que no hay que vivir para trabajar sino al revés, o que el coche está para servirte a ti y no al revés etc, etc, La cuestión es decidir con nuestra voluntad, raciocinio, principios y necesidades, el qué, cuánto, cuando y como utilizar los “disponibles” que cada vez más nos pone al alcance, y no alcance, esta sociedad de última eneración en la que vivimos.

    El mismo argumento se podría utilizar en el otro campo más trascendente como es el de lo no material, el de los sentimientos y aunque se podría hablar mucho sobr ello, simplemente quiero compartir aquí que la amistad, el aprecio, la solidaridad, el respeto y la misericordia, el cariño y el amor, la tristeza, la soledad, el desamor…son sentimientos que están ahí latentes, están también en el “mercado” y depende también, igual que en lo material, exclusivamente de nuestra voluntad, de nuestra consciencia, de nuestro querer buscarlos, darlos, sentirlos, expresarlos…y además en la medida que cada uno en su interior precise, reclame o demande y sobre todo como lo traduzca en su vida cotidiana, como lo asuma y responda ante ellos como dador y como receptor.

    Estimado compa ñero blogueador, lo que de verdad se quiere, lo que mas se quiere en muchas ocasiones es lo que no se tiene, lo que se echa en falta Y HAY QUE IR BUSCARLO CON TODAS LAS ANSIAS QUE TE IMPULSE TU NECESIDAD DE ENCONTRARLO O RECOBRARLO y para eso está el teléfono, los blog, el estirar la mano, el aferrarse a ella y cuantos medios, formas y maneras puedas pensar.

    Grillo taciturno te importunó esta noche con este comentario

    • Concuerdo contigo, y reconozco que es decisión de cada uno de nosotros el seguir conectados, ó desconectarnos por tiempos a nuestro antojo. Creo que al final de cuentas has tocado partes que no quise incluir, pero que no dejan de ser ciertas y que a la vez tienden a ser mucho más importantes.

      Muchas personas que conozco y conocí, apagan fácilmente sus teléfonos, y los mantienen así incluso por días. Respeto su deseo de permanecer desconectados, pero no tolero que sean ellos mismos quienes reclaman cuando llego nuestro turno de tomar el tiempo y el espacio que necesitamos en soledad, que fue lo que al final me hizo escribir el post. No porque realmente sea malo ó bueno el teléfono, ó el resto que ya escrito. Gracias por checkar mi blog.

  2. […] Algo relacionado […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: