Presupuesto de estado ¿De urgencia nacional?


Recientemente he escuchado y comentado cierto comerciales oficiales, en los que se habla sobre la necesidad de aumentar exponencialmente el presupuesto nacional; aduciendo que es necesario para garantizar la seguridad de la población; el que el presupuesto nacional se utilice en parte importante para brindar seguridad a la población, mejorar la cobertura de la misma, conseguir convertirla en un brazo unificado, funcional y eficiente de las leyes vigentes del país, me parece excelente, una meta digna de fijar y más aún difícil pero no imposible de conseguir.

 

Con lo que no estoy de acuerdo es con aumentar, al menos no por el momento, el presupuesto nacional, alcanzado cifras que no puedo negar serán de un gran beneficio para la inversión social, ya sea en seguridad, salud, educación, e incluso en infraestructura; lo que me hace preguntarme ¿que tan eficientemente controla el presupuesto el actual gobierno?

 

Con la cantidad de publicidad que he escuchado sobre el tema, no dudo por un segundo que el actual gobierno no controla en lo absoluto el presupuesto nacional, no considero ni conozco a nadie que considere necesario realizar tanta publicidad para informar a la población, cuando esta misma no tiene mayor control sobre el presupuesto nacional, además que el pueblo como tal no tiene voz ó voto, ni mucho menos capacidad de veto al momento de definir el presupuesto nacional del año próximo.

 

Para empezar a hacer posible que muchos creamos en el correcto funcionamiento del estado, en un país como Guatemala, se hace justo, necesario y hasta obligatorio que sea el mismo estado el que sea totalmente transparente, el que divulgue todos y cada uno de sus gastos e ingresos, y consiga ejecutar el 100% del presupuesto nacional eficientemente en cada una de las ramas de inversión.

 

Ya con niveles de ejecución respetables, y con planificaciones de proyectos hechas públicas, permitiendo a cualquier persona interesada en conocer los gastos que se realizan y poder observar los avances alcanzados, nadie se negara a pagar su parte para alcanzar la meta del presupuesto, pero mientras el gobierno en funciones se niegue a publicar todos y cada uno de sus gastos, evite controlar sus opiniones, evite atacar a todo aquel que se le oponga y no sea capaz de darse cuenta que gobierna a más de 13 millones de guatemaltecos y miles de residentes extranjeros, y no solo a una porción de ellos.

 

El problema de la mayoría de gobiernos radica en la intención de gobernar para beneficiar a cierto grupo de la población:

  • En algunos casos a la clase pudiente, en cuyo caso puede ser más beneficioso para el estado por la capacidad de inversión y producción de la mayoría de los miembros de esta clase;
  • En otros casos a la clase media, en el que intenta elevar más aún los salarios sin evitar un aumento de los precios, con lo que consiga que esta población considere que el gobierno los perjudica con sus decisiones, ó
  • Como en el caso actual que dice gobernar a los pobres, y se olvida del resto de la población, que representa un porcentaje importante de la población del país, pero que sin embargo genera la mayor cantidad de ingresos del estado, la mayor cantidad de empleos, tanto como realiza la mayor cantidad de inversiones privadas en pequeña, mediana ó gran escala.

El gobierno de la “Solidaridad” como hace llamarse, debe abrir los ojos y darse cuenta que mientras más se ponga en contra de la clases con capacidad de generación de empleos menos oportunidades tiene de lograr la creación de nuevos empleos, porque niega la posibilidad de realizar inversiones y generar empleos directos ó indirectos de estos, a la vez que aleja las posibilidades de inversión extranjera y puede conseguir un aumento de el desempleo, algo que nadie quiere ver en un país como Guatemala.

 

Es necesario unificar los ideales de la población, para poder trabajar por el bien común, poder hacer que todos ganemos; por lo que no debe ignorar la realidad internacional, y debe tomar ejemplos de medidas aplicadas en otros países para mitigar los daños que se puedan ocasionar en corto o mediano plazo a la economía nacional, con lo que consigue proteger no solo la estabilidad política del país, sino también la económica, y permite al estado mantener aunque a un menor paso las inversiones en infraestructura, vivienda, educación, salud y seguridad.

 

Debe de evitar hacer campañas políticas, que es un error que han cometido todos los gobiernos anteriores, con lo que consigue únicamente que desconfiemos más aun de nuestros gobiernos y elijamos iniciar otro camino después del seguido por 4 años consecutivos.

 

Por el momento creo que no se deben hacer mayores cambios a la forma de trabajo del gobierno, pero si se debe trabajar para mejorar la utilización de todos los recursos con los que cuenta el estado, y de igual forma hacer que toda la información de la existencia y utilización de estos recursos este al alcance de aquel que quiera revisarlos.

Anuncios

~ por Diego Guate en noviembre 12, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: