¿Mujeres al volante? ¿Mujeres conductoras?


Toda mi vida es escuchado decir “mujer al volante, peligro constante”, hasta hace no mucho me podía incluir entre los ignorantes que afirman esta frase. La frase no es real ahora, y lo hechos hablan por si mismos; es cierto que cada día ocurren muchos accidentes viales, es cierto también que en muchos de estos accidentes los involucrados no pasan más que un mal momento y un susto, pero no debemos olvidar que en algunas otras ocasiones los resultados de accidentes suelen ser nefastos.

No necesitamos ser estadistas, tampoco observar demasiado, para darnos cuenta que en la gran mayoría de los accidentes no se encuentra ninguna mujer entre los conductores, y cuando se encuentra son accidentes menores, sin mayores perjuicios que dos vehículos levemente dañados.

Tengo que reconocer que cuando se trata de accidentes importantes, en los que en la mayoría de los casos el vehículo no es rescatable, suelen contarse más mujeres involucradas, pero estos accidentes representan un número demasiado pequeño como para ser determinante. Y nuevamente en accidentes como estos, en las ocasiones en las que tiene un saldo fatal, de nuevo en la gran mayoría de los casos somos hombres los conductores.

En un día común podemos notar que la gran mayoría de los conductores no acata las normas y reglamentos de transito de muchas ciudades y países; tanto que – exagerando un poco – se podrían poner en condiciones optimas todas las vías de transito vehicular con solo multar a todo aquel que conduzca mientras realiza un llamada sin utilizar un handsfree ó manos libres, tanto como a los que utilizan estos accesorios de formas inadecuadas – no colocándolos en el oído más lejano a la ventanilla del conductor – ó incluso a quienes conducen con música a gran volumen, lo que impide a estos escuchar el comportamiento del transito, tanto como a los conductores que sea encuentren cerca de ellos.

He aprendido que un buen conductor es aquel que respeta todas las normas de transito, con esto quiero decir: aquel conductor que utiliza el carril que debe utilizar, aquel que cambia de carril con el tiempo y distancia adecuados, aquellos que verifican constantemente el estado de su vehículo para estar seguros de siempre contar con un adecuado funcionamiento de sus luces traseras, aquellos que saben utilizar un teléfono móvil mientras conducen (utilizarlo adecuadamente y con los accesorios adecuados).

Sé que para muchos estoy pidiendo imposibles, se que no todos podemos estar de buen humor si debemos permanecer atrapados dentro de un vehículo por varias horas para cubrir un recorrido o para llegar a un destino especifico. Pero si he podido notar, que aquellos conductores que respetan las normas, conducen más relajados y aunque muchos no lo crean, a pesar de no romper los límites de velocidad, de no cambiar de carril cada 100 metros o de no cambiarse de carril sin avisar, son aquellos que llegan en menos tiempo a sus destinos.

Regresando a las mujeres conductoras, puedo hablar de varias damas que conducen mucho mejor que cualquiera de nosotros, y aunque odie admitirlo, cuando se hace necesario alcanzar altas velocidades son ellas las que mejor pueden controlar un vehículo, y sobre todo llegar sin contratiempos (mayores problemas) a sus destinos, a pesar de salir muchas veces tarde ó de tomar rutas congestionadas o no convencionales.

Tengo el honor, de conocer a algunas mujeres que saben más de mecánica y conducción que la gran mayoría de conductores, y no son ni han estudiado mecánica automotriz. Son capaces de mantener sus automóviles en optimas condiciones, y no tiene accidentes, algunas de ellas nunca han estado involucradas en algún accidente, y otras han tenido accidentes de lo más ilógicos e incluso increíbles, pero siempre ocasionados por un segundo conductor.

Las mujeres son mejores conductores, porque son más precavidas (claro que existen casos completamente opuestos), conducen con más cuidado, siguiendo las normas y rompiéndolas en momentos en los cuales no corren riesgos y no hacen correr riesgos a nadie más. Debo reconocer que también existen algunas mujeres que a pesar de ser pocas, le dan mala fama al 99.9999999% de buenas conductoras. Comparado con porcentajes muy distintos en el caso de nosotros, que sin temor a equivocarme puedo decir que hasta un 20% no saben conducir, y otros 10% lo hace excelente, pero el 70% restante toma precauciones y otras veces las ignora.

En algunas ocasiones me he podido dar cuenta, que no se producen tantos accidente como podrían, por la participación de los buenos conductores, que logran evitar las malas acciones de aquellos que tiene un permiso para conducir, pero sin embargo, no saben conducir; aquellos que son simplemente pilotos automovilistas, más no conductores.

En fin, cada quien debe de descubrir que tipo de conductor es, y buscar los medios para convertirse en un buen conductor, y de ser posible en uno excelente, lo que lo haría a la vez un buen ciudadanos, puedo garantizar que en la mayoría de ciudades es posible lograrlo. Debo reconocer que algunas ciudades pueden ser catalogadas más como territorios de ganado vacuno que áreas urbanas, por la forma de conducir de la mayoría de sus habitantes.

Para los que aún no lo creen les dejo este link: MotorSpain

Malos Conductores

Anuncios

~ por Diego Guate en junio 28, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: