Ladrón que roba a ladrón…


El dicho dice: “Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón”. En otras épocas y estados en la historia de la humanidad este dicho pudo haber sido totalmente cierto, con el paso del tiempo ha perdido su vigencia y el termino ladrón se ha ido reduciendo de su extensión original.

 

El diccionario de La Real Academia de la Lengua Española define la palabra Ladrón, como un adjetivo aplicado a aquel “Que hurta o roba”. Por lo que el término se puede aplicar en general a todo aquel que de una u otra manera hurta o roba cualquier bien o propiedad de otra persona.

 

Cualquier persona en cualquier país del planeta a recibido ofertas para adquirir un bien hurtado, ó ha decidido hacerlo por considerar que lo que hace no es un robo; actividades que van desde compra de libros copiados, películas, música, software, tecnología, imitaciones de ropa, calzado, cualquier accesorio ya sea para vestuario ó para aplicaciones de tecnología. Todos hemos comprado en algún momento algún objeto que no fue autorizado para ser comercializado en formas que no incluyan a un distribuidor autorizado ó a una empresa determinada que han realizado negociaciones con la empresa ó corporación productora.

 

Siempre ha existido y siempre existirá alguien que es victima de un robo y alguien más que lo ejecute, ya sea por necesidad ó por tomar una opción fácil de obtener un objeto de valor. La acción siempre es la misma, perjudica a la persona o entidad que creo determinado producto, tanto como a aquellos involucrados en su distribución y comercialización, lo que genera en determinado momento falta de demanda de los productos; lo que conlleva a que estos eleven sus precios y por consiguiente en determinado momento a las empresas a realizar despidos para reducir sus costos.

 

En otras ocasiones muchas personas deciden adquirir productos de personas que no adquirieron los mismos de formas legítimas, y que además para obtenerlos realizaron atracos o robos a sus propietarios legítimos. Esto es algo que vemos a diario, con objetos tan apreciados y necesarios como lo son los teléfonos móviles, los que a muchos son hurtados para más tarde ser vendidos por fracciones del precio original; y es irónicamente la persona que adquiere estos aparatos la que más crítica, ataca y rechaza el robo en cualquier clase.

 

Mientras al mismo tiempo que compra un producto robado, le da la certeza al ladrón de que va a haber alguien dispuesto a pagar por los productos que hurte en determinado momento; en términos generales estos delincuentes pocas veces conocen el valor real de muchos de los productos que hurtan, mientras sus clientes que en determinado momento autorizan la acción de todos estos actos delictivos, se jactan de haber podido adquirir un producto de excelente calidad a una fracción del costo, lo que los convierte de la misma forma en delincuentes y benefactores de todos estos delitos.

 

La gran mayoría de nosotros hacemos alguna clase de esfuerzo para poder adquirir esos objetos que deseamos y que en ocasiones necesitamos, que nos facilitan la realización de nuestras actividades ó que nos brindan la posibilidad de contar con medios de diversión en cualquier momento. Entonces, al ser victimas de un robo, lo que menos deseamos es ver ese objeto que tanto nos costo adquirir (en la mayoría de los casos, claro!) en manos de alguien a quién no conocemos, ó mucho peor… en manos de un conocido.

 

Estás clases de robos solo tienen a mi parecer una forma de terminar, y es tan simple, que muchos me dirán que no es una solución; pero, dado que es el inicio del problema, creo que es la solución también; está simple solución es no comprar ninguna clase de objetos de los cuales tengamos dudas de su procedencia, y eso incluye todo lo que se pueda copiar, falsificar y también robar y vender con facilidad.

 

Es necesario que tomemos conciencia de que necesitamos cambiar nuestras conductas de consumo, para evitar que alguien sufra un robo por un objeto que deseamos pero no de esa manera.

Anuncios

~ por Diego Guate en abril 27, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: