¿Racismo? ¿Sexismo?


¿Racismo?

Para muchos el racismo es algo común, algo que se ve cada día y que no es de mayor importancia. Para mí, el racismo es una actitud que toman las personas que creen ser superiores sobre otras por ser de diferente origen étnico; todos tenemos un origen común, origen que muchos tienden a olvidar por anunciar su supuesta superioridad.

¿Sexismo?

A pesar de los grandes avances que se han hecho con ayuda de mujeres extraordinarias, duele ver que en muchas ocasiones son precisamente ellas -las mujeres- las propulsoras de sentimientos y actitudes tan denigrantes. No creo que exista una persona que viva en un país con libertad en el rol de una mujer este limitado por leyes escritas y rectificadas, más a pesar de no existir -hasta donde puedo declarar- limites para la realización de diversos roles por parte de las mujeres en sociedad; son precisamente otras mujeres las que se oponen y evitan que otras mujeres que han tomado la decisión de ser más que esposas y madres tomen el mando de países que generación tras generación ningún hombre – aunque duela reconocerlo – a sido capaz de sacar de la pobreza.

Racismo y sexismo hacia las mujeres

En muchos países de nuestra América Latina o América -sin incluir a Estados Unidos y Canadá- es común observar a muchas niñas que crecer con grandes ambiciones y son condenadas a repetir la historia de sus madres. Una historia marcada por el sexismo y muchas veces también por el racismo, vidas en las que son relegadas al rol de hijas y madres; negándoseles la posibilidad de crecer, de ser mejores, de escribir una nueva historia.

En muchas culturas ricas como pocas, es lamentable que aún se le niegue la posibilidad a las mujeres a ser más; a poder soñar y trabajar por volver realidad esos sueños, muchas se ven obligadas -si tienen alguna oportunidad- a dejar de lado sus estudios para ayudar a cuidar e incluso proveer a sus familias.

Mientras otras que logran sobresalir y escribir historias de éxito, que ambicionan ser más de lo que son y a la vez ayudar a muchas otras, que como ellas una vez soñaron con ser ahora sueñan con ser más que hijas y madres. Son irónicamente muchas de estas mujeres que sufren y nunca tuvieron la oportunidad de aspirar ser más, las que evitan que estás afortunadas y emprendedoras mujeres logren avances en sus países, avances que de no ser por ellas nunca se darían.

Nadie puede negar la fortuna que es tener una hermana o incluso varias, la fortuna de tener una madre que este dispuesta a todo por sus hijos; roles que hacen ya grandes a las mujeres, y que a pesar de ello no significan para muchas de ellas su principal meta en la vida.

Las mujeres con el paso de los años han demostrado ser tan ó incluso más capaces que muchos hombres, porque poseen grandes capacidades de organización y deducción; capacidades que un hombre posee pero que en muchas ocasiones no desarrolla.

Hoy por hoy, y aún con un largo camino por recorrer; existen mujeres emprendedoras que han logrado alcanzar los más altos cargos, los mejores y más cotizados puestos, también en algunos casos mujeres que han sido la mano implacable detrás de férreos gobernantes que a través de la historia han llevado por sendas de sufrimiento a países completos; y otras que han logrado llevar crecimiento, adelantos y sobretodo orden a países que no lo tenían.

Racismo en todas partes

Es difícil admitir que en la mayoría de los casos, las personas más racistas son aquellas que en algún momento de su vida lo sufrieron en carne propia. Personas que por distintas razones, han llegado a vivir ó han nacido en países con una mayoría étnica diferente a la suya; algunos países son poblados en su mayoría por descendientes de habitantes originales del área, muchos son descendientes de culturas y etnias que nada tienen que ver con las otras.

Específicamente en América existen países con población predominantemente “indígena”, países que a pesar de en varios momentos de la historia han sido reconocidos como cunas de civilizaciones muy avanzadas como los Mayas, los Aztecas y los Incas, son los descendientes de estos los que viven en situaciones precarias; países como: Guatemala, Ecuador, Perú y Bolivia.

También existen países con poblaciones “indígenas” importantes como: México, Colombia, y Brasil; mientras existen otros con poblaciones mayoritariamente descendientes de emigrantes europeos como: Costa Rica, Venezuela, Chile, Argentina y Uruguay.

Es difícil de observar, a muchos de estos “indígenas” descendientes de culturas milenarias, culturas extremadamente ricas y poderosas, culturas vivas, culturas únicas; culturas que ha desarrollado tradiciones y costumbres únicas, que siguen trasmitiendo de generación en generación; dejan de lado sus riquezas y toman las “mejores” de culturas decadentes, culturas en las que los valores han dejado de ser un punto de equilibrio, culturas movidas por el consumismo.

Por lo que no es difícil observar a muchos de estos “indígenas” tratando se ser “mejores”, utilizando vestimentas y palabras tomadas de otras culturas que nada tienen que ver con las suyas, cuando desde su nacimiento son más ricos y poseen más de que estar orgullosos que todos aquellos que hemos nacido en estás culturas ahora decadentes.

Anuncios

~ por Diego Guate en enero 12, 2008.

4 comentarios to “¿Racismo? ¿Sexismo?”

  1. Es triste cómo en todas partes, siempre hay racismo y sexismo. No sólo en América (Sur y Norte), no sólo se sufre machismo en países como China… La discriminación está en todos los países desarrollados y en los que se supone que hay unas libertades y unos derechos aceptados por la mayor parte de la ciudadanía.
    Aquí, en mi España natal, el año pasado murieron 58 mujeres en manos de su pareja o ex pareja.
    Hay libertad, conciencia, ideales, derechos, democracia, igualdad. Y esto sigue pasando… con cada muerte, con cada golpe, con cada insulto, se pierde todo lo conseguido tras muchos siglos de historia.

  2. Quería hacer una corrección… no fueron 58 sino 70. Pero aún. Y este año ya llevamos 7.

  3. No se trata de racismo o sexismo. El problema es que son palabras de la cultura pop progresista. Ni más ni menos. Un buen diccionario etimológico podría resolver esto sin necesidad de complicarte la vida.

    Lo que si no entendí es por qué ponés la palabra indígena e indígenas entre comillas.

  4. […] ¿Racismo? ¿Sexismo? […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: