Entre temblores y apagones


Casi solo los guatemaltecos nos suceden estás cosas, mientras algunas áreas sufren recortes de energía eléctrica prácticamente el sur del país sufre también temblores. Si ha eso le sumamos el efecto del viento y las bajas temperaturas, tenemos un hecho no tan común para estás latitudes y en definitiva un fenómeno al que nunca nos vamos a acostumbrar.

Los temblores son producto de la naturaleza, algo que no podemos cambiar y algo que simplemente es necesario aceptar; casi 14 millones de personas vivimos en este sísmico país, y entre está gran población son pocos aquellos que realmente saben reaccionar adecuadamente.

Mientras muchos en su determinación por colocarse a salvo, corren de un lado hacia otro; otros (como yo) permanecen en el mismo sitio durante todo el sismo esperando que termine o aumente de intensidad para decidir tomar acción; son pocos los que conservan la calma y logran calmar a otros, estos son por lo general los que logran evacuar y tomar medidas para poner a salvo al resto.

La última vez que revise el sitio de Earthquake Hazards Program (USGS) le colocaban una magnitud de 5.6 en la escala de Richter.

Anuncios

~ por Diego Guate en enero 5, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: