Desiciones imposibles


Las decisiones

Como todo en está vida, existen situaciones que nos llevan a analizar y tomar un tiempo más extenso de lo normal para lograr tomar la decisión correcta. Pero en algunas ocasiones la decisión correcta no es otra más que no tomar una decisión en absoluto.

El principio de todo

En uno de tantos convivíos de fin de año, entre broma y broma, un trago por aquí y otro por allá, como es normal se habla de temas desde inesperados hasta algunas veces inusuales; en fin, con uno de mis mejores amigos estabamos hablando con dos (también excelentes amigas) sobre si en algún momento podriamos decidir hacer pareja con otro/a de nuestros amigos/as. Deciamos nombres al azar y cada uno describia razones por las cuales podría o no ser pareja de ese amigo ó amiga, mientras el resto de nosotros opinaba sobre lo que comentaba; el tema se fue poco a poco volviendo mucho más complejo llegando a poner a decidir entre dos amigos/as.

Incapacidad de decidir

Mientras seguiamos molestandonos con las comparaciones, llegó un momento en el cuál no pude decidir entre dos de mis mejores amigas; de una de ellas nació la duda de sí seria más fácil para mi escoger entre las dos amigas anteriores o entre las dos amigas que tenía frente a mi, basta decir que no pensé mi respuesta y declare que era más fácil para mi escoger a una de las dos amigas que tenía frente a mí; y de allí surge el problema.

Presiones para decidir

Pasaron unas cuantas horas, en las que evadí tantas veces como pude la pregunta; logré evadirla lo suficiente para que términara la reunión, un día, una semana y con ellos otras reuniones. En un acto de desesperación el 24 de diciembre les pregunte a quién de los dos (mi amigo que estaba el día que todo empezo o mi persona) eligirian cada una de ellas sí tuviese que elegir.

Hablé con varios amigos contandoles lo más claro posible el problema en el que me metí, y todos me aconsejaron que les hablará cara a cara y les dijera que no podía decidir. Seguí el consejo, pensando en salir del aprieto y a la vez no dañar a ninguna de ellas, razón que aceptaron de muy buena forma.

Con lo excelentes amigos que somos, pensé haber logrado evadir definitivamente el tema; mi mayor sorpresa fue en Navidad, ambas por separado me llamarón para decirme que se desidian por mi (algo que me halaga), algo que no soy capaz de aceptar; se que podría formar una excelente pareja con cualquiera de las dos, pero no creo que ellas lo piensen de la misma manera y podría asegurar que se pusieron de acuerdo para aumentar la presión.

Mi decisión

Me di cuenta que soy incapaz de decidir por ninguna de las dos, imagine como sería formar pareja con cada una de ellas y como sería la vida con ellas; basándome en lo que las conozco, la forma en que he notado tratan a sus novios y ex-novios, tambien pensando que cosas no aceptarían de mi, que cosas cambiarián de mi y hasta si hubiera sido novio de una de ellas de haberlas conocido por separado (y un tiempo antes de conocer a la otra).

Me di cuenta que necesito dos vidas para poder vivir una con cada una de ellas, porque para lo que a mi persona se refiere es una decisión digna para jugarla con una moneda; porque son incapaz de decidir con quién viviría la primer vida y con quién la segunda.

Sentimientos encontrados

Ahora se cuanto adoro a mis dos mejores amigas, se que cada una jamás podría competir contra la otra, porque son tan distintas y juegan en está vida con reglas tan diferentes; que seria imposible para cualquiera decidirse por una o por la otra. Pensando todo con calma y sin presiones me doy cuenta que de haber escogido a una de ellas al azar, probablemente hubiera perdido la confianza tan abierta y sincera que tengo con ellas, al igual que hubiera dañado la amistad con la otra (aunque se empeñará en negarlo).

Anuncios

~ por Diego Guate en enero 4, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: